Mimi

sábado, 12 de febrero de 2011

Todo el mundo quiere la felicidad, nadie quiere el dolor, pero no puedes tener un arco iris sin un poco de lluvia.

No hay comentarios: