Mimi

sábado, 2 de octubre de 2010

He venido a decirte amor cuanto te quiero, y por más que trate de no pensar en ti no puedo. Y lloró y sufro, tan solo por que tú no estas aquí, y pienso que no es justo que siga yo sufriendo por ti.

No hay comentarios: