Mimi

sábado, 7 de agosto de 2010


Y me enseñaste a decir mentiras piadosas para poder verte a horas no adecuadas, y a reemplazar palabras por miradas.

No hay comentarios: