Mimi

lunes, 2 de agosto de 2010


Y cuando tus miedos se calmen, y las sombras del pasado permanezcan ahi, se que podras amarme, cuando no quede a nadie a quien culpar, no importan las tinieblas, aun podemos encontrar un camino, porque nada dura para siempre, ni si quiera la fria lluvia de noviembre.

No hay comentarios: