Mimi

sábado, 7 de agosto de 2010


Si la vida te da mil razones para llorar, demuestra que tienes mil y una para soñar sonrie. Haz de tu vida un sueño y de tu sueño una realidad.

No hay comentarios: