Mimi

sábado, 10 de julio de 2010


Un corazón partido con desolación, las horas se hacen años sin razón. Y es así como un cuento de hadas se convierte en un cuento sin final donde reina el dolor y la desolación, un cuento no muy fácil de contar tiene principio pero no final. Las cosas cambian sin avisar y muy pocos lo logran interpretar, es acá donde empieza la historia que nunca tuvo final porque jamás tubo principio.Las cosas cambian como si nada muchos creen que desolación es estar solo sin una minima esperanza ni una minima persona, pero también se puede estar solo teniendo a un millón de personas radiándote talvez es raro pero es así. Un dolor mucho más que profundo trata de salir pero no puede, intenta pero cuando ve la luz vuelve a caer, no sabe que hacer trata de encontrar mil salidas pero nunca llega al final.

Millones de ¿por ques?, que no tienen respuestas…

No hay comentarios: