Mimi

sábado, 28 de noviembre de 2009

Estoy harta de sentirme como una estúpida. No quiero seguirle dando poder a nadie para que me siga haciendo sentir mal acerca de mí misma. Sé que las mejores cosas llegan cuando uno menos se lo espera, pero a veces es simplemente muy difícil sentarse a esperar o no esperar nada en absoluto. Definitivamente necesito estabilidad, porque nada en mi vida en este momento es estable, recuperar mi alegría, mis ganas de hacer de todo y dejar de ser tan pendeja por miedo a la soledad, una soledad a la que le había perdido el miedo y que me acompañó durante un buen rato. No quiero darme por vencida, no todavía, pero tampoco quiero seguir perdiendo mi tiempo y mi energía en algo sin sentido o sin futuro, a éstas alturas no necesito rogarle a nadie que me acompañe.