Mimi

jueves, 8 de octubre de 2009


Y me dijiste ADIÓS… como si nada te importara… y te llevaste en un instante mi vida, mi corazón y mi alma… Aquellos momentos, aquellos besos, miradas, sentimientos… aquellos te quieros… Quedaron reducidos a cenizas la noche que decidiste marcharte. La noche que me dijiste adiós… por última vez.
¿Y…Ya me olvidaste? ¿Tan rápido? ¿Todo ese amor que decías sentir se ha desvanecido en apenas unos días…? Me cuesta creerlo…y me cuesta aceptar que tal vez nunca lo sentiste y que todas tus palabras eran solamente parte de tu juego… Un juego cruel con el que, si no me equivoco, habrás roto más de un corazón, incluido el mío. Pero no te culpo, es inevitable enamorarse de ti… Yo lo hice desde el primer instante en que te hablé... Simplemente te miré… Y lo supe, no tuviste que hacer nada más. Y ahora…Me duele pensar que todos aquellos momentos que pasé a tu lado no son como los imaginé, sino que mientras yo me enamoraba… tu tan solo jugabas. Y por si quedaba alguna duda… una pequeña esperanza… algún pequeño rastro de ilusión… hace unas horas se desvanecieron por completo cuando te vi… os vi… caminando por donde solíamos caminar, abrazados como solías abrazarme y sonriéndole a ella… como pensé que solo podías sonreírme a mí…
Y aunque creía que ya lo había superado… ¡NO! Me he dado cuenta de que no, que no soy tan fuerte como pensaba, porque al verte hoy se me ha cortado la respiración, se me ha parado de nuevo el corazón…y, destrozado, se me ha partido en dos una vez más. No he podido evitar que una lágrima asomara a mis ojos al contemplar esa escena, y aunque he intentado negarlo no me queda más que reconocerme a mi misma que... dolió. Me dolió como si me hubieras clavado mil cuchillos... Aunque si te soy sincera… creo que hasta eso me hubiese dolido menos…
¿No te duele que a mi me duela? Pensaba que me querías…Dijiste que me querías…
Al principio te creí...creí tus mentiras…ahora me doy cuenta de lo ingenua que fui.
¿Qué se supone que debo hacer ahora? Todo estaba perfecto hasta que te marchaste…

No hay comentarios: